“Fui Centinela tres años”

 

 

Fui centinela tres años

 

                                                       “ y me fui una noche de Los Jaquimeyes”

                                                         Teodosio Germosén

 

Trojes abandonadas            edredones sordos,

murmullo de niñas de mar         gobernalle en sombras,

elefantes mudos frente a un precipicio de mallas blancas,

 

Aroma de mujer perdido en el secreto cerrado del hospicio,

puertas entornadas,

visillos descuidados dejándola entrar como un halo templado de nervios

que me va contando de males,

de tu sabia de lavazas invadiendo por las grietas,

de los caballos de tu aroma viejo asentándose,

tirando de las marionetas de mis cabellos,  llamándome…

 

Yo solo soy esta presencia de niño.

¿Tendré un cuerpo sano

por debajo de este cuerpo de ortigas tiernas que despierto?

¿Unos ojos reales, unas manos adoradoras de males,

unas ingles calientes?

 

Suero de almizcle milenario bajándome hasta los labios,

haciéndome apretar los edredones,

rosándose las tráqueas contra las corambres del aire,

cayendo en la vigilia, como cae el muerto al fondo del establo

desde el cese furtivo de una ajada cuerda,

medio cuerpo huyendo como ladrones por los aposentos,

medio cuerpo de murmullos de loba

llamándome con sus aromas calientes

con sus metales en ascuas

con su presencia de hierbas – presencia de 20 males –

presencia de flores siniestras,

 

¿Dime, cómo te has deslizado hasta mi cuerpo?

 

Por las grietas, por los socavones de tierra, Por los pasojos de aire,

por la cisura de mis ingles humedecidas,

por las tinieblas huidizas que se acurrucan como niños

entre los edredones de vellón,

por entre  las rendijas, por entre los garitos dormidos del centinela

que abruma la noche con su camafeo,

 

en el cuerpo arqueado que se desturrona,

en las palmas inertes que ya rosan a los suelos imantados,

si me quieres todavía ven a buscarme.

 

 

Ya me habita tu olor temblando

Sacudiendo sus colibríes contra mi esqueleto

Y me va tragando, verso a verso,

va tomando todo, va guardándolo todo,

y se va de a poco abandonando, reculando, retrocediendo,

fundiendo en blanco…

Anuncios

One thought on ““Fui Centinela tres años”

  1. julescalan noviembre 12, 2014 / 2:47 pm

    Oye, este poema está buenísimo.
    Gracias por seguir compartiendo.
    Saludos.
    Julio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s